Acatando la determinación emanada de las autoridades paraguayas de suspender actividades y eventos, en la campaña de prevención del contagio del Coronavirus, se ha decidido cancelar todo tipo de reuniones realizadas en la Fraternidad Rosacruz del Paraguay por quince días a partir de la fecha.